Lunes, Junio 26, 2017
   
Tamaño del Texto

Introducción al Budismo

Buda Shakyamuni fue el fundador del Budismo alrededor del siglo V a. C. Desde un punto de vista histórico sus enseñanzas se conocen como los giros de la rueda de enseñanzas o Dharma. El primer giro es el más conocido y constituye la estructura básica del Budismo. En este giro Budha impartió la enseñanza de las Cuatro Nobles Verdades. Los otros dos giros constituyen una segunda clase de transmisión.

Buda_Siddharta_y_congregacion_de_MonjesBuda enseñó varios sistemas filosóficos tales como: Vaibhashika, Sautrantika, Chittramatra y Madhyamika. Todas estas enseñanzas sirven de ayuda para las distintas disposiciones mentales de sus seguidores. El propósito principal de la enseñanza budista comprende la posibilidad de alcanzar una liberación total y real de la negatividad y de las emociones que producen el sufrimiento; este estado se denomina budeidad. Hoy en día, existen 108 volúmenes que contienen todas las enseñanzas de Buda.

Las enseñanzas budistas se basan en dos principios fundamentales: 

1. Origen interdependiente

a. Todas las cosas y fenómenos del universo que les acontecen a los seres son el resultado de la interacción de variadas causas y condiciones. Hay dos tipos de causas y efectos: por un lado experimentamos sufrimiento, pero éste no se origina espontáneamente, sino como resultado de sus propias causas y condiciones; por otro lado, experimentamos felicidad que, a su vez, también proviene de sus propias causas y condiciones. Un proceso, que corresponde a la existencia no iluminada, está relacionado con la cadena de causas entre el sufrimiento y sus orígenes y, por otra parte, está el proceso de la existencia iluminada que pertenece a los vínculos causales entre el camino y el cese real del sufrimiento. Cuando Buda desarrolló estos dos procesos, él enseñó lo que se conoce como la doctrina de los Doce Vínculos del Origen Dependiente.

b. El Budismo rechaza la filosofía nihilista.

2. La no-violencia, que es la acción tomada por un practicante budista que tiene la visión del origen interdependiente o naturaleza de la realidad. La no-violencia tiene dos aspectos:

a. El practicante budista debe hacer lo mejor de sí para ayudar a los demás.

b. Si no es posible lo anterior, el practicante budista debe poner hasta su último esfuerzo en evitar dañar a los demás.

Estos dos principios fundamentales del Budismo exponen dos puntos de vista mediante los cuales se puede comprender la naturaleza de los fenómenos.

Así, en el Budismo, existen dos niveles de comprensión de los fenómenos, dos caminos para alcanzar estos niveles de comprensión y de esta práctica se obtienen dos frutos o resultados.

El primer principio, del origen interdependiente, apunta al desarrollo de la verdad última, en tanto que el segundo principio, de la no-violencia, apunta al desarrollo de la verdad convencional o relativa.

De esta manera, la práctica del primer principio fundamental, del origen interdependiente, desarrolla la verdad última a través del camino de la sabiduría y el fruto que obtienen los practicantes es la mente perfecta, del sánscrito Dharmakaya. Del mismo modo, la práctica del principio fundamental de la no-violencia, desarrolla la verdad convencional a través del camino del método y el fruto que obtienen los practicantes es el cuerpo perfecto, del sánscrito Rupakaya.

A través del tiempo, las enseñanzas Budistas se propagaran a diferentes lugares; es así como en el Siglo VII llegaron a Tibet. Desde entonces hasta la fecha, se han transmitido de manera ininterrumpida de maestros a discípulos, quienes han manteniendo su pureza hasta el día de hoy, para el beneficio de todos los seres sintientes.
© 2016, Todos los Derechos Reservados  logo_choekho-fondo-tranpare